jueves, 9 de octubre de 2014

Acabar con las varices

Muchos tratamientos de gabinete, incluso algunos de los que seguramente ya ha probado, no dan los resultados esperados. Las primeras semanas generan ilusiones, una se siente verdaderamente optimista y en pocos días o meses vuelven a aparecer los indeseables síntomas de siempre. Dolor, picazón, hinchazón y pesadez en las piernas. Las cremas que prometen eliminar las arañitas vasculares, también nos llevan al fracaso en poco tiempo. ¿Por qué sucede esto? Sencillamente porque el cuerpo, naturalmente vuelve a re vascularizarse y si no realizamos un tratamiento paralelo para reactivar la circulación venosa, las temidas telagiectacias vuelven a aparecer. Mi experiencia y mis largas investigaciones al respecto me han enseñado que no hay manera de eliminar las várices por arte de magia. Tampoco es posible hacerlo desde un enfoque individual puramente estético o médico. Se trata más bien de una combinación de procedimientos que, en forma conjunta, eliminen las señales visibles de la afección, borrando las antiestéticas marcas que tanto nos afectan, y a la vez, activando la circulación sanguínea para que estas marcas no reaparezcan. Además de esto, es importante encarar este método acompañándolo con un sensible mejoramiento en la calidad de vida. Una buena alimentación, rica en flavonoides y oligoelementos es una dieta de por sí curativa, con la cual no existe la necesidad de ingerir cantidades terribles de medicamentos. El secreto es encontrar aquello que el cuerpo necesita, con algunos pequeños cambios en nuestros hábitos alimenticios, y con una serie de simples ejercicios por los cuales la guiaré paso a paso y que la ayudarán a eliminar en muy pocos días los molestos dolores y pesadez de sus pantorrillas, para obtener finalmente las hermosas piernas que desea. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada